Las propiedades únicas del Buddy Tape nos permiten:
BIODEGRADACIÓN: La cinta se biodegrada naturalmente al ser expuesta a la luz solar (rayos UV) lo cual elimina costes de mano de obra, en otras cintas necesarios por tener que pasar a cortar y retirarla, al mismo tiempo que aportamos una respuesta medioambiental responsable a los problemas de residuos.

ELASTICIDAD:: El Buddy Tape puede estirarse hasta en 8 veces su longitud original. La naturaleza elástica del material permite trabajar con pequeñas piezas de cinta para realizar los injertos, y nos asegura una extremada firmeza en la zona de la yema o púa.

Todo ello supone un crecimiento satisfactorio de la variedad injertada. La elasticidad también significa que la cinta se expande cuando la planta crece, evitando el tener que cortarla, como ocurre con las cintas que vienen usándose en el presente.

AUTO-ADHESIÓN: El Buddy Tape no es adhesivo en su envase original, pero se vuelve auto-adhesivo cuando lo estiramos. Esto nos permite una rápida colocación, no siendo necesario atar o anudar la cinta, lo cual combinado con su sellado firme, por la naturaleza del producto, hace que el injerto se mantenga en perfectas condiciones incluso en condiciones de fuertes vientos.

PROTECCIÓN FRENTE AL AGUA: La cinta del Buddy Tape contiene cera lo que la protege del agua. Esto hace que el injerto no se deshidrate, y al mismo tiempo permite que el aire pase a través de la cinta permitiendo que el injerto pueda respirar.

Este contenido en cera también significa que usando el Buddy Tape podemos eliminar las aplicaciones de cera en zonas cubiertas.

CUBRIMIENTO COMPLETO DEL INJERTO: El Buddy Tape puede ser atravesado por la yema una vez ésta comienza a crecer tras el injertado. Por su naturaleza permeable nuestra cinta permite también que la yema respire. Por todo ello podemos cubrir la yema completamente. Esto proporciona también protección frente a infecciones e insectos.

Para ampliar las imágenes haga “click”